Un, dos ,tres pon el Cassette!

Un, dos ,tres pon el Cassette!

¿Os acordáis de aquel formato?

¡Si el Cassette!

Entre los años 1970 y mediados de los años 1990, el cassetse era uno de los dos formatos más comunes para la música pre grabada, junto a los discos de vinilo, fueron reemplazados más adelante por el disco compacto.

Seguramente aquellos que nacieron en la era digital,los llamados “millennialls” no saben que era este formato y cómo lo usábamos los hoy peinamos los trentaitantos.

Pues bien aquellos cassetes eran aquellos con los que grabábamos música en la radio,donde alguna vez que otra se cortaba por el locutor radio hablando o directamente grababas encima de otra música que ya se había grabado..y de ahí algunas peleas de hermanos en su día.

Por aquellos años el ídolo en las cadenas de radio era el famoso “Joaquin Luqui” como crítico musical y voz característica que entre canción y canción se colaba a la hora de grabar en los cassettes de la época.

1cc0a4442cfabf657341b0b499d2c0dd

Los casetes compactos consisten en dos carretes miniatura, entre los cuales se pasa una cinta magnética.

Estos carretes y sus otras piezas se encuentran dentro de una carcasa plástica protectora.

En la cinta están disponibles dos pares de pistas estereofónicas, uno por cada cara (una cara se reproduce cuando el casete se inserta con sus revestimientos laterales de cara A o lado A para arriba y la otra cuando se le de da la vuelta, cara B .

Por esa época todos teníamos aquel walkman ,que era una aparato que sacó Sony de los primeros,que te permitía ir por la cale con tus auriculares disfrutando de tu cassette favorito.

Las radios de los autos con pletinas (el reproductor de cassettes o cintas magnéticas) también se convirtieron en algo usual. Las cintas de cassette se convirtieron asimismo en el audio estándar para el hogar y los discos de vinilo sufrieron una cierta merma en los estantes de las tiendas de música, aunque para muchos melómanos el formato vinilo-cassette era totalmente complementario, es decir, uno podía comprar uno o varios discos y grabarlos posteriormente en cassette para hacer compilados de música según el gusto personal de cada uno y escucharlo las veces que uno quisiera.

Y cuando la cinta del cassette ya empezaba a resentir su calidad por las numerosas escuchas, simplemente se grababa otro cassette completamente nuevo.

Otra característica común en la época,  era poner a mano los nombres en una cartulina que llevaban ,¡creábamos cosas maravillosas! con dibujos y colores…

123c5a3192dbac679b920b1e31b3c92b.jpg

Hoy, muchos nostálgicos todavía recuerdan sus primeros cassettes, esos entrañables y pequeños estuches de plástico con cinta magnética donde grabamos las primeras canciones que nos hicieron emocionar, y cuyos carretes muchas veces solíamos hacer avanzar valiéndonos de un lápiz.

Los mismos cassetes que comparados con los actuales medios digitales tenían la gran ventaja de que eran más robustos y resistentes al polvo, calor y golpes.

 

¡¡¡Que bonita época la del cassette!!!

-La vida es un guateque-

Bajo la mirada de Paul.

Bajo la mirada de Paul.

ce8b26e0503c88aeee1f1111df8c88f4.jpg

Con una de las miradas mas bonitas del panorama musical de la época James Paul McCartney Junto a John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, ganó fama mundial por ser el bajista de la banda de rock The Beatles, reconocida como la más popular e influyente en la historia de la música popular; su asociación compositora con Lennon es una de las más célebres del siglo xx. Después de la separación de la banda, continuó su carrera musical en solitario y formó Wings con su primera esposa, Linda, y Denny Laine.

Eran cuatro y se llamaban “The beatles”.

b6409795a3e55dad9442d813057f19dc.jpg

Foto: Pinterest.

Quien no recuerda las maravillosas canciones de los beatles,y es que hay modas que nunca pasaran de moda, como ellos que marcaron un antes y un después en el panorama musical.

Todo lo que ellos tocaban de ponía de moda,desde el flequillo hasta sus abrigos y sus looks. La época dorada de la música había llegado y ellos hicieron las delicias de todas las fans de guateque, que andaban enloquecidas de concierto en concierto.

John Lennon, Paul McCartney y George Harrison, junto con Pete Best (batería) y Stuart Sutcliffe (bajo), formaron una banda. Cambiaron de nombre en numerosas ocasiones. Comenzaron como “Silver Beetles”, posteriormente lo cambian por “Silver Beatles”, y con ese nombre viajaron a Hamburgo (Alemania), con un pobre contrato. Allí, debieron tocar durante ocho horas diarias en unas condiciones deplorables. También allí conocieron a Astrid Kirchner, una fotógrafa que se enamoró de Stuart Sutcliffe, la cual les diseña un nuevo peinado: el flequillo, que tantas personas trataron posteriormente de imitar. Para entonces ya se llamaban “The Beatles“.

En agosto de 1965, The Beatles publicaron la composición de McCartney «Yesterday», que cuenta con un cuarteto de cuerdas. Incluida en el álbum Help!, la canción fue la primera en incluir elementos de la música clásica y también en contar con la participación de un solo Beatle.«Yesterday» se convertiría en la canción más versionada en la historia de la música popular.

Las cinco canciones preferidas de los Beatles, según 75 millones de personas.

La canción más oída en Spotify es Here comes the sun, un éxito del disco Abbey Road, el último álbum que los cuatro grabaron en conjunto y que bautizaron en homenaje al famoso estudio de grabación de Londres. George Harrison la escribió en la casa de campo de Eric Clapton, un día en que se ausentó de una reunión con el resto de la banda. La grabaron en el estudio londinense EMI en el verano de 1969.

El segundo puesto pertenece al single Hey Jude, grabado originalmente en 1968. La balada, compuesta por McCartney, quería dar aliento al hijo de John Lennon durante el difícil divorcio de sus padres.

Let It Be, escrita e interpretada también por McCartney, ocupa el tercer puesto.

En cuarto lugar, Yesterday, del LP Help!, habla de corazones rotos y relaciones pasadas. McCartney es el único artista que aparece en los créditos de esta canción, como compositor e intérprete. Corría 1965.

Y después de este repaso por algunas canciones de los maravillosos beatles,

¿Tu que con que canción te quedarías?

 

-La vida es un guateque-

 

 

¡¡Saca el güisky Cheli !!!

Ya lo decía la canción, “Saca el güisky Cheli, para el personal y vamos a hacer un guateque”

¡Y es que ya es viernes y nos apetece guateque!

Nos apetece bailar, saltar, cantar esa canción que tanto se ha puesto de moda y perder, un poco, los papeles…si es que los teníamos claro!

Soy de las que cree que la música todo lo puede, es decir que una canción en un momento determinado te puede hacer olvidar todo lo demás, y así entre canciones y guateques va la vida.

Hay guateques de todo tipo en la vida, y de todos los colores, pero lo importante es, que en tu guateque se baile la mejor música, estén los mejores invitados y tu guateque sea el más maravilloso. Y debe ser así… A el guateque de la vida hemos venido a bailar!

Los Viernes como hoy bailaremos al ritmo, de alguna canción de las que más suenan, aunque los lunes bailaremos quizás a otro ritmo que sea algo más lento y aburrido, pero no pasa nada, ¡NO DEJES DE BAILAR!

6e7d345f3409d90c4e2915606b0f2189.jpg

Puedes ponerle güisky a la vida, ponerme mirinda, o lo que más te guste, para que este fabuloso guateque sea un éxito. Ponte rimel,un bonito vestido y baila, baila mucho hasta que te duelan los pies, que no se diga que no te lo pasaste bien en el guateque.

El ritmo lo marcas tu,tu sabes perfectamente como bailar y con quién, quien te ayuda a mejorar tu ritmo y quien baila como un pato mareado, por eso rodéate de los mejores bailarines que le den ritmo a tu baile, a tu vida.

Que el guateque no te sepa a poco, saborea cada uno de sus días y sus puestas de sol, toma fuerzas para lo que vendrá después, todo está por escribir y, a ser posible, sin torcerse. Que no te quepa duda de que lo que hagas a partir del mes que viene dependerá en gran medida de lo que hayas vivido y bailado este mes…

¡Que suene la música!

El pertenecer a un guateque no es otra cosa que ser de una forma quizás diferente al resto ,una forma de sentir..Una forma de vivir, es una actitud en la vida: Mi actitud. Por eso hablaré de mil y unas cosas que encontraras en este guateque ¡al que estas invitado!

Quería aprovechar para daros las gracias por la bonita acogida y espero que seamos muchos en mi guateque.

¡¡¡Feliz fin de Semana!!! ¡¡¡Que bailéis mucho!!!

 

 

Ponle música a tu guateque.

 

1a3c6922c9b9136d7ee8e7bba0d034be

Tengo que reconocer ,que de haber nacido en otra época ,a mi me hubiese gustado los años 60,y que en esa maravillosa época hubiese cumplido ya los 18.Y es que la música de esa época era maravillosa.

Entre la chica ye ye, los beach boys,los maravillosos beatles y mis grupos mas,sería feliz bailando en un guateque y otro.

En cada guateque no podía faltar la figura maravillosa del : Tocadiscos.

A algunos os sonará a chino, ni sabréis que es, algunos si, porque quizás vuestros padres aún guarden alguno,por si acaso ,os dejo una breve explicación de lo que fue este maravilloso aparato.

El tocadiscos apareció por primera vez en 1925, justo cuando también aparecen los primeros amplificadores de válvulas y surge el “pick-up” o brazo fonocaptor.3

Los tocadiscos surgieron con la idea de reproducir los discos (y los de acetato también), de forma eléctrica y no mecánica. La reproducción eléctrica de los discos traía muchas ventajas: control de volumen de la reproducción, el tocadiscos se encuentra dotado con un motor eléctrico que hacía que el plato giradiscos rotara a una velocidad constante de 78 RPM, 45 RPM o 33 RPM, logrando así más fidelidad en el sonido. La disminución del peso del brazo traía también menor desgaste del disco por el peso del mismo, entre otros beneficios.

Más tarde aparecieron tocadiscos más sofisticados, los semiautomáticos: cuando se terminaba el disco eran capaces de retornar el brazo fonocaptor automáticamente a su lugar y apagar el motor y la corriente del aparato. Los automáticos eran capaces de mover el brazo por sí mismos para reproducir el disco, así también si se ponían varios discos a la vez se podía reproducir varios discos (sólo una cara), y terminar automáticamente la reproducción de todos.

Yo aun guardo uno, que perteneció a mi madre y mis tíos, cuando allá por los 70,el salón de la casa de mis abuelos se convertía en un guateque todos los fines de semana (por lo que tengo entendido)donde algún día que otro también,acababan en ese guateque algunos tunos que por entonces iban a las casas a cantar a alguna chica.Desde luego no lo pasaban nada mal. He tenido la suerte de heredar ese autentico “tocadiscos” de la época que supongo que en algún momento desempolvaré y colocaré en algún esquina ye ye, que decida poner en algún lugar de mi casa.

Que maravillosa época aquella del guateque,soy una gran enamorada de la época,quien sabe si un día volverá la moda,y repetiremos aquellas imágenes que ya sólo se repiten en alguna serie como la de “Cuéntame”.

¡¡Que maravillosa época la del tocadiscos!!!

 

 

 

Bienvenidos!

Bienvenidos!

Os unís al guateque?

Los guateques comenzaban, entre las seis y la siete de la tarde de un fin de semana. En torno a una merienda. Los padres de aquel joven que invitaba a sus amigos a la fiesta, antes de salir de casa, ensayaban sus bailes: “¡Cuidado con lo que hacéis! ¡Nada de indecencias! ¡Y no os paséis con la bebida….!”

Las bebidas consistían en una especie de sangría conocida con el nombre de “cup”. Se pronunciaba “cap”, claro, sobreentendiendo su origen supuestamente británico.

En tierras manchegas, por ejemplo, tenía un nombre más cercano: zurra. Como era bebida dulzona, a las chicas “les entraba bien en el cuerpo”.

Y ellos, llegados el momento, podían “aprovecharse un poco”. Eso sucedía en las aproximaciones del guateque, hacia las nueve o nueve y media del festejo, ya con las luces del salón medio apagadas, sonando música lenta. La del “agarrao”.

Porque al principio el encargado del tocadiscos ponía rock and rolls. Solía ser el más feo (o fea) del grupo. Aquel que menos bailaba. Antes de las diez regresaban los papás. Y el guateque tocaba a su fin. Hubo casos en los que habían dejado a una “carabina”: la tía solterona que confeccionaba calceta, jerseys con agujas, elegida como vigilante de la moral para que aquellas parejas no se extralimitaran en toqueteos impuros. Pensar más allá de unos besos, abrazos o roces, era algo que no solía suceder.

Pero aquí vamos a hacer mas que un guateque hablaremos de música,arte,moda y todo lo que hay en el panorama mas retro cool del momento.

Que comience el guateque!